Cristianos hacen culto a Dios al aire libre, después de haber casas destruidas por el ciclón

El ciclón Idai, que devastó hace diez días a tres países de África, Mozambique, Zimbabue y Malawi, es uno de los peores desastres naturales en la historia del continente, informó este martes el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, . A pesar de eso, una cosa el terror provocado por el ciclón no destruyó: la fe en Dios!

Los números son chocantes. El presidente de Mozambique, Filipe Nyusi, cree que los muertos superan la casa de los 1000, pero oficialmente ya se contabilizaron más de 750, según informaciones del Correio Braziliense, y al menos 110 mil damnificados.

😬 BAILES RAROS

Estas cifras, sin embargo, son estimaciones preliminares, ya que muchas regiones no se atendieron con urgencia y los datos en esas áreas aún no se han calculado. Además de las muertes inmediatas y la destrucción de la infraestructura local, otra amenaza como consecuencia del desastre es el brote de cólera, algo ya confirmado por autoridades sanitarias locales, según la Agencia Brasil.

En medio de todo esto, sin embargo, sobresale la fe de los cristianos en Mozambique, que se preocupan de expresar alabanza a Dios en medio de los restos de casas y templos destruidos por el ciclón, en cultos al aire libre.

“Tenemos que agradecer a Dios por todo lo que Él ha hecho por nosotros. Nuestras casas cayeron, pero Dios siempre merece ser alabado. “Estamos aquí para alabar a nuestro Dios”, dijo el pastor Adelino Nsona, de la Iglesia Presbiteriana Renovada, en la ciudad de Beira, la más afectada de la región.

Esos cristianos y toda la población de los países afectados por el ciclón necesitan ayuda inmediata, debido a la destrucción de las infraestructuras e inundaciones, la existencia de agua potable y alimentación es precaria.

💲PASTORES FALSOS 💵

“En esas inundaciones, ellos terminan perdiendo todo y necesitan alimentación, además de medicamento, muchos fueron heridos en las caídas de las casas”, dijo Elias Caetano, director de la Misión Manos Extendidas (MME), que trabaja con 350 iglesias y centros de ayuda en la región , según informaciones del Guiame.

Para ayudar a MME en el soporte a las víctimas del ciclón Idai, haga su contribución con los datos de la imagen abajo: