Ariana GRANDE, Miley CYRUS, Lana DEL REY (Don’t CALL Me ANGEL Charlie’s ANGELS)

Lesbianas, engreídas, seductoras y poseídas por el mismo lucifer caído del cielo, estas tres mujeres prestan su alma y cuerpo para servicio de las tinieblas, y no es que lo diga yo, si no que ellas lo afirman en este video, contando su devoción, permanencia y pleitesía a lo malvado de este mundo.

Un segmento de la canción traducida al español dice,  “Chico no me llames ángel no me entiendes, no puedes pagar mi precio  no es del cielo”.

Evidentemente se creen meretrices inalcanzables que cobran por sus servicios, una cantidad de dinero imposible de pagar.

Afirmando literalmente que no les gusta que las llamen ángeles, y que en su defecto no pertenecen al cielo donde está el amor y la verdadera luz de este mundo.

Rechazando a los ángeles he incitando al demonio a poseerlas cuando se llaman así mismas ángeles caídos y que están viviendo como demonios seduciendo la mente, tanto de hombres como mujeres mediante la tracción sexual de sus videos y vidas libertinas llenas de placeres mundanos y retorcidos deseos.

Estas son las artistas que ven tus hijas en la televisión y el internet, promoviendo el lesbianismo, la manera de ser bisexual, posesión demoniaca y repudio a fuerzas benignas de Dios llamados Ángeles, que son enviados para ayudar a los hombres.

La manipulación del pensamiento desde jóvenes es una de las agendas de enemigo, que desea corromper la mente de las masas promoviendo el feminismo, que es la viva anarquía hacia los designios de la biblia y la moral que el señor quiere que sigamos.

Sin embargo estas canciones y videos musicales promueven una rendición y adoración a Santanas, quien es el príncipe de este mundo y quiere adueñarse del alma del ser humano para perdición.

Estas mujeres perdidas, etarias de satanás están en contra de la biblia y del Dios viviente, rinden toda su existencia y voluntad a su señor y Dios quien es el padre de las tinieblas de este pasajero mundo lleno de derroche y perversión.